RSS

Todas las hadas del reino




  • Tapa blanda: 480 páginas
  • Editor: Montena; Edición: 001 (12 de marzo de 2015)
  • Colección: NARRATIVA JUVENIL
  • Idioma: Español
  • ISBN-10: 8490433712
  • ISBN-13: 978-8490433713
Sinopsis
Camelia es un hada madrina que lleva trescientos años ayudando con gran eficacia a jóvenes doncellas y a aspirantes a héroe para que alcancen sus propios finales felices. Su magia y su ingenio nunca le han fallado, pero todo empieza a complicarse cuando le encomiendan a Simón, un mozo de cuadra que necesita su ayuda desesperadamente. Camelia ha solucionado casos más difíciles; pero, por algún motivo, con Simón las cosas comienzan a torcerse de forma inexplicable...




   En la anterior reseña ya comente que llevaba tras Todas las hadas del reino desde su publicación y ha llegado el momento de reseñarlo. Hace tan solo unas horitas que he terminado la lectura y me pongo a ello mientras mis impresiones están aun frescas.
   Laura Gallego es una escritora que ha tenido y tiene un papel más relevante del que posiblemente muchos imaginen. En una época en que la fantasía en España se consideraba un género menor, ya no de segunda, sino de tercera, cuarta o quinta, su aparición en el panorama literario logró no solo acercar la fantasía a los jóvenes, sino dar un fuerte empujón a este genero hasta situarse a la misma categoría que cualquier otro.
   Pasamos tras unos pocos años, de un panorama en que casi no veíamos libros de fantasía y mucho menos de corte juvenil y de autores patrios en las estanterías de las librerías (aquí la fantasía era Tolkien, la dragonlance, El elfo oscuro y poco más, todo ello publicado por Timun Mas) a que todas las editoriales apostaran por este genero e incluso muchas otras nacieran dedicadas exclusivamente a la fantasía.
   Hace poco hemos tenido otro subidón en el género gracias a la serie de Juego de tronos  y sus novelas (que durante muchos años publicó Gilgamesh con solo un moderado éxito) pero es indudable que entre nuestros escritores de fantasía ella es nuestro mayor exponente. La que más libros ha vendido dentro y fuera de nuestras fronteras.

   Laura ha sido y sigue siendo la principal bandera de la fantasía Made in Spain y también ha jugado un importante papel demostrando que las mujeres también podemos aportar a este genero. Pues la fantasía, hasta su llegada, admitámoslo, era un campo donde nos encontrábamos a muchos más autores varones que hembras. Esto afortunadamente va cambiando y nos estamos igualando!!!
   Del mismo modo, Laura ha ayudado muchísimo en la introducción de la protagonista femenina, como líder de la obra. La joven fuerte y capaz de afrontar las difíciles situaciones que se le presentan a lo largo de la trama, de la obra que corresponda.
   Es cierto, que no en todas sus novelas, el protagonismo lo posee una mujer pero si en muchas, como ya saben de sobra sus fans. Sin embargo, en todas ellas, ya sea en un papel principal o secundario, retrata a jóvenes que representan un buen ejemplo para los lectores, igualando en estatus y fortaleza al héroe masculino de la fantasía. Demostrando que no solo los chicos pueden ser duros y capaces de tomar las riendas de su propio destino.
   Y tras mi modesto pero sincero homenaje a la autora a la que creo que todos los escritores españoles que nos dedicamos al género fantástico debemos estar agradecidos, indistintamente de si te gustan más o menos sus novelas, paso a hablar de Todas las hadas del reino.

   A pesar de todo lo dicho antes y porque creo que una cosa no obliga a la otra, no soy una súper fan de la obra de Laura Gallego. No soy una Idhunita, es más leí el primer capítulo y no me atrajo y no tengo la intención de leer la trilogía que la catapulto a la fama.
   No obstante, he leído varias de sus obras porque me encanta su amena, cuidada y poética prosa. Me encanta su forma de escribir, indistintamente de que me convenza la historia en particular o no.
   Los libros que he leído de ella me han provocado distintas impresiones. En unos casos, me parecían argumentos muy buenos y originales pero me daba la impresión de que había tenido miedo de volcarse a fondo en la trama (o bien por dictados de la editorial había tenido que frenarse) con lo cual me sentía algo decepcionada y entristecida (si una historia es mala y no da de sí pues casi se agradece que el libro sea corto pero cuando la historia tiene mucho potencial da penita que no se haya desaprovechado!!).
   Otros en cambio, si me gustaron mucho, como Crónicas de la Torre, Mago por casualidad o La emperatriz de los etéreos (un libro que tuvo bastantes detractores y que antes de leer Todas las hadas del reino yo hubiera calificado como mi favorito entre sus obras).
   Otros no me gustaron, como Donde los árboles cantan. Sé que gusto muchísimo a los lectores y arraso en ventas, que es estupendo, pero a mí me resulto bastante decepcionante, con algunas cosas en la historia muy irreales y personajes algo desequilibrados XDD Aunque si me agradó el final y creo que sin duda, era lo mejor del libro.
   Lo cierto, es que me lleve tal chasco que regale el libro XDD
Sin embargo, eso no impidió que leyera su siguiente obra El libro de los portales (no debemos de dar la espalda a un autor solo porque no nos convenza uno de sus libros. Unos te pueden enamorar y otros no, nadie logra hacer siempre una carambola).
   Esta tuvo, diría que más criticas malas que buenas. Personalmente, creo que es un libro muy bien escrito, de gran calidad literaria y en cual ya daba un salto a la madurez en su forma de presentar las historias pero le faltaba alma.
   Así que como veis, si tuviera que dibujar una grafica según la valoración de sus obras, esta tendría constantes subidas y bajadas pero Todas las hadas del reino se saldría de la grafica y, sin duda, hacia arriba XDD
   Además, de por seguir la obra de la autora (me gustara más o menos cada libro) este libro me interesaba especialmente por su temática, LOS CUENTOS.

   Los cuentos, han sido y siguen siendo una parte importante en mi vida. Estuvieron ahí toda mi infancia y me han interesado desde siempre, sobre todo las versiones originales. Pero no solo me gusta su lectura sino también su análisis y he leído varios libros, que son más bien técnicos al respecto.
   Tal es la influencia de los cuentos en mi que se hace muy patente en mi propia obra. Sangre en la nieve, mi novela publicada con Tempus Fugit es una versión romántica pero más realista de Blancanieves. Tengo otra versión humorística de Cenicienta en mi carpeta de obras por publicar. La bella independiente, publicada en Amazon es una versión humorística de La bella durmiente que quedó finalista en un concurso y mi saga La puerta del tercer piso se inspira en los cuentos rusos, con los que también crecí aunque no sean muy usuales en nuestro país.
   Así que como veis tengo los cuentos casi en las venas XDDD
   Con lo cual, no podía perderme esta lectura!!!
   Aun así, durante este tiempo había leído algunas reseñas, unas ponían el libro por las nubes y otras la ponían fatal. Y con tal divergencia de opiniones no puedes evitar inquietarte un poco y más si te enfrentas a semejante tocho de letra minúscula XDDD (de nuevo los oftalmólogos y las editoriales parecen conspirar para dejarnos miopes XDD).
   Afortunadamente me ha parecido una obra magnífica e impecable. Y sin duda, desde este mismo momento se convierte en mi libro preferido entre la obra de Laura Gallego.
   Tras terminarlo he vuelto a pasearme por blogs para leer opiniones y de nuevo he visto comentarios muy buenos y muy malos. Y si tuviera que sintetizar (entre lo que he podido leer, no tengo tiempo de leerme todas las reseñas publicadas en internet XDD) los motivos de unos y otros diría que: a los que les gusta es sobre todo por la temática de los cuentos y a los que no les gusta es porque no han encontrado la acción que esperaban (supongo que otro Idhun).
   Por ello, creo que mi reseña va a resultar bastante diferente a todas las que he leído!!!


   Creo que Todas las hadas del reino es el libro más maduro que Laura Gallego ha escrito hasta el momento, notablemente maduro y profundo. Sin duda, no es un libro de acción y si esperas fantasía épica, ni te molestes en coger este libro. Hay algunos momentos puntuales de acción, muy bien construidos, pero poquitos. Por ello puede que algunos niños o jovencitos que buscan cosas intensas entre las páginas se sientan decepcionados pero a esos lectores les recomendaría respirar profundamente y afrontar esta obra con paciencia pues pueden descubrir en ella, incluso cosas sobre sí mismos.
   Y aunque es evidente, lo muchísimo que Laura estudio para construir esta obra, en la que hace mucho más que simples guiños a distintos cuentos (más o menos populares), creo que los personajes y los cuentos que se tratan no son más que una escusa para plantear temas de mayor profundidad. Lo cual de nuevo, delata cuanto se documento y ahondo en el tema de los cuentos.

   Los cuentos clásicos (y por favor, olvidaros de Disney que ha hecho más mal que bien al mundo de los cuentos XDD) han perdurado durante siglos y siglos (existiendo y gozando de un importante papel cultural mucho antes de que personajes como los hermanos Grimm los recopilaran por escrito) gracias a que poseen un trasfondo que va mas allá de los dragones, príncipes, princesas, hadas y castillos encantados. Esos personajes solo son herramientas para explicar las lecciones.
   Los cuentos eran el modo que tenían los mayores de trasmitir enseñanzas importantes, incluso vitales a la siguiente generación y de legar acontecimientos de su entorno, a veces hechos espantosos que se encubrían en estas historias.
   En los cuentos clásicos, hay madres que envidian a sus propias hijas hasta el punto que querer matarlas (Blancanieves), príncipes que violan a la princesa que duerme encantada y se va tan fresco dejándola preñada de gemelos que serán los que logren despertarla (La bella durmiente), muchachas que son devoradas por el lobo (Caperucita, cuya moraleja no es otra que no confíes en los hombres desconocidos y cuyo cuento  nació de que en esa época a los nobles varones les encantaba ir por ahí violando a niñas incautas. Y no había leñadores que las pudieran salvar!!), etc, etc…

   Los cuentos clásicos son oscuros y hablan de la naturaleza humana. Sus miedos, sus deseos, las relaciones que experimentan a lo largo de su vida (no solo el amor romántico, sino temas como el paso de la infancia a la madurez y los problemas de una madre o un padre que no acepta el cambio, algo que podemos ver en Todas las hadas del reino, y mucho más).
   Laura, con Todas las hadas del reino regresa al espíritu original de los cuentos. Es un libro cuyos personajes solo son el medio para hablar de la naturaleza humana, la parte sombría del ser humano. Que a pesar del paso del tiempo no cambia tanto como debería. Los temores, deseos y retos del hombre son casi los mismos ahora en el siglo XIX que en la Edad Media. La gente sigue amando, odiando, teniendo celos, sufriendo, etc…

   A través de la protagonista, Camelia, y las otras hadas, la autora nos muestra los límites que puede alcanzar el egoísmo humano y los efectos que este puede tener en seres tan inocentes y generosos como las hadas.
   Como a veces la bondad es pagada, tan solo con exigencias y caprichos. Como el ser humano pasa rápidamente de admirar algo a considerarlo normal, para luego no darle la menor importancia.
   Camelia sufre en sus carnes el constante desgaste durante trescientos años, lustro arriba, lustro abajo (como diría la propia Camelia) de entregarse en cuerpo y alma a la salvaguarda de los distintos ahijados humanos. Unas personas que se hacen dependientes de ella hasta convertirse en un verdadero lastre. Al tiempo, que se comportan como niños caprichosos dando por supuesto que su hada madrina les sacara de todos los apuros y que cuando esta no lo logra la cubren de reproches y la dan la espalda con asombrosa rapidez. Pues eso es a menudo el ser humano, una criatura que da todo por sentado, desagradecida, que actúa sin pensar y que cuando se ve metido en un lio espera que una fuerza superior le saque del lio (ya sea un dios, un gobierno, sus papás o un hada madrina XDD).
   También me gustó mucho como nos muestra este desgaste y sufrimiento. Las hadas mantienen siempre una apariencia de jovencitas pero a diferencia de muchas otras novelas (sobre todo con las de vampiros) en que pasen los siglos que pasen parecen mantenerse en un estado mental y emocional de perpetua y horribilis adolescencia, Camelia y las demás hadas envejecen por dentro, lo cual es mucho más difícil de advertir incluso por ellas mismas.
   Cada experiencia de la vida va añadiéndose a ellas y todo cuanto tienen que soportar por parte de los humanos van cargándolo a sus espaldas. Cada petición absurda, cada ahijado que tras tanta entrega se olvida de ellas, cada acto de egoísmo que padecen se lo tragan hasta llegar al punto de poder destruir su propia naturaleza bondadosa.
   Aunque Camelia es la indiscutible protagonista, podemos ver los desenlaces más oscuros que sufren otras de las hadas a causa de esta constante marea de egoísmo humano que sufren durante tanto tiempo.

   En muchas reseñas he leído mencionar los inesperados giros argumentales (principalmente refiriéndose a uno, el más importante). En mi caso estos giros no me sorprendieron y no porque la escritora no lo hiciera bien, es más creo que no  pretendiera sorprender al lector. Esto no es una novela de misterio, es la historia de un alma pura que acaba hundida ante la incomprensión y el egoísmo.
   Nos narra lo que sucede cuando uno entrega un pedacito de sí mismo a cuantos le rodean sin recibir ni una palabra de agradecimiento a cambio.
   De modo, que la trama  y las diversas subtramas, no solo encajan a la perfección, sino que muestran la inevitable evolución de la protagonista hasta los lugares más sombríos del propio ser.
   Recuerdo que mientras leía me decía a mi misma que en cualquier momento algo tenía que estallar dentro de Camelia como así lo hizo en su momento, y lo había hecho antes en otras hadas.
   Sin embargo, cuando un individuo posee un corazón realmente noble puede derrumbarse, hundirse muy profundo pero con algo de ayuda puede volver a salir a la luz, como logra Camelia en un final perfecto (aunque parece que también ha disgustado a unos cuantos). La muerte de la bruja y la resurrección de Camelia, era simplemente, lo que debía suceder.
   También Laura sigue en la línea de cuento clásico, al mostrarnos a esos humanos que a pesar de cuanto se hizo por ellos son capaces de olvidar con rapidez y tomar acciones drásticas contra aquella que les cuido. Son personajes tan humanos, que abandonan su humanidad con tal de sentirse seguros de tener toda la razón, mordiendo o incluso arrancando la mano de aquel que les dio de comer. Por supuesto, pagando su propio precio por ello, pues cada decisión que tomen les cambiara para siempre, matando una parte de sí mismos.
   Al final del libro las hadas dicen que los humanos ya no las necesitan, aunque yo diría tras la lectura y por lo que conozco de la naturaleza humana, que a los humanos les gusta creer que ya no necesitan a las hadas (lo cual no es lo mismo que no necesitarlas de verdad).
   Resulta más sabio admitir tu ignorancia y limitación que alzarte presuntuoso declarando que lo sabes todo y eres el dueño del mundo.
   No nos vendría mal tener unas cuantas hadas madrinas pero si realmente existieran, creo que Laura refleja de un modo inigualable lo que lamentablemente sucedería.
   El ser humano debe hacerse responsable de sus propios actos y aceptar sus responsabilidades. Es decir, CRECER!!!

   Con respecto a las referencias a los múltiples cuentos, como dije antes son más que guiños. La autora se ha zambullido en el mundo de los cuentos y como si se tragara un océano de cuentos y tras recorrer su interior lo volviera a escupir trasformado en algo nuevo pero al tiempo igual, ha dado un nuevo lugar a cada elemento de los cuentos. Un lugar lógico, perfecto, natural. Ha recreado el verdadero mundo de fantasía donde viven los cuentos. Pero un mundo en el que cada vez hay menos magia. Los dragones, las brujas y los diversos monstruos se han ido exterminando. La era de la magia acaba y la era de los hombres, con su vanidad, intrigas y egocentrismo no está dispuesta a aceptar la interferencia de ninguna fuerza superior a ellos.

   Sobre los personajes he leído en las reseñas opiniones muy diversas. Algunos odian a Camelia, otros la adoran, unos encuentran al resto de personajes estúpidos, odiosos, frívolos o egoístas. ¿De verdad los lectores son tan apasionados, con tanto amo y odio a tal o cual??? XDDD Me parece tan extraño y excesivo. Me gusta adentrarme en las historias como al que más y de vez en cuando puedo medio enamorarme de algún personaje pero mis sentimientos no llegan nunca a tales extremos XDD

   Pero a lo que iba, en lo que sí parece estar todo el mundo de acuerdo es en que Ren, el zorro, es el mejor personaje. Y no puedo discutirlo. Aunque su papel no cuenta con muchas páginas, si es un personaje de gran relevancia y que además de atraparte con su personalidad aguda y algo descarada, como es lógico siendo un zorro, también nos ofrece varias sorpresas, dejándote algo desconcertado en varios puntos del libro.
   Pero es que es un ancestral, un zorro mágico, un ser muy antiguo con poderes y que puede transformarse en humano, aunque procura mantener su hermosa cola.
   Este personaje además de aportar encanto a la obra es otro signo de cuanto estudio Laura, pues como comenta ella misma en su web en la sección de Curiosidades de esta obra, los animales parlantes siempre han tenido un papel muy importante en los cuentos clásicos. Mucho antes de la aparición de las hadas madrinas, eran estos los que ayudaban a los héroes, unas veces por simple generosidad y otras como pago por el favor que les hizo primero el héroe o heroína.
   Y además, es un zorro, así que es naranja, pequeño y ADORABLEEEEEEEEEEEE XDDD

   Con respecto a los demás personajes, opino que cada cual tiene su propia personalidad, y cada uno actúa dentro de las líneas de sus características. Unos pueden parecernos más repelentes, como los gemelos, que daban ganas de estrangularlos XDD pero cada actor tiene su papel y cada uno influye a su manera, para mal o para bien en Camelia.
   Yo no cambiaría nada de los personajes y los encontré todos muy lógicos. El que era frívolo pues era frívolo y ya está, ni que por el mundo no tuviéramos imbéciles, tontainas y perezosos. Simplemente la autora refleja distintas personalidades.
   Con respecto a Simon y Asteria, hay gente a las que les han parecido insoportables, egoístas, caprichosos o cursis. Tratándose de un libro que habla de cuentos no me hubiera sorprendido toparme con algo de cursilería, sería de esperar pero no, no lo encontré para nada cursi y mira que yo tengo muy baja tolerancia a la cursilería XDD
   Simon es un personaje muy bien construido. Toda malas decisiones, pésimas decisiones pero afronta las consecuencias. Y acaba comprendiéndose por que este personaje afecta tanto a Camelia. E incluso Asteria, que esperaba que fuera la típica princesita demuestra una personalidad fuerte y decidida. Por supuesto, tanto Simon como Asteria cambian mucho con los años y vemos precisamente el pago que han de sufrir por sus decisiones en la vida.

   Pero después de Ren, hay un par de personajes que me llamaron especialmente la atención. El duque blanco, que aunque algunos blogueros lo califican como el malo, malísimo, en mi opinión no lo era en absoluto. La cosa de este libro es que no hay malos absolutos, incluso las devoradoras de niños, no siempre fueron monstruos.
   Aunque su papel también es pequeñito, el Duque blanco es un personaje realmente intrigante y con magníficos matices.
   Y después de este, esta otra de las hadas (no recuerdo el nombre, lo siento), la cosa es que esta es la más anciana y ya sufre de senilidad. Generalmente, no se entera de la misa a la media y el resto de las hadas aunque la tratan con mucho cariño no toman en cuenta sus palabras. Sin embargo, de vez en cuando resulta ser la más sabia y la más sagaz.
   Y tras esta casi interminable reseña (y seguro que olvido comentar muchas cosas XDD) cuyo libro la merece, la conclusión es: 

   Todas las hadas del reino es un libro soberbio, la mejor obra de Laura Gallego. Una historia que va mucho más allá de los cuentos o de las simples versiones. Un libro que no habla del los rincones oscuros del ser humano, de las consecuencias de nuestras acciones y de cómo todo el mundo merece un final feliz.
   No es una obra de acción trepidante pero que te cautivará y las páginas, gracias a sus breves capítulos, volaran sin darte cuenta. Un libro que te puedes leer de un tirón y que merece una segunda y una tercera lectura.
   Altamente adecuado para adultos y jóvenes (pero con paciencia).

Fondo de estantería  100%
Valoración: 5
Escala valoración: del 1 al 5



  • Digg
  • Del.icio.us
  • StumbleUpon
  • Reddit
  • RSS

2 comentarios:

magdiel araujo dijo...

Uaaaaaaau!!! Mui bueno o livro. Espero que tenha esta obra em português.

María Parra dijo...

De momento no esta en portugues pero seguro que más adelante lo traducen!!

Publicar un comentario