RSS

La princesa de los elfos





 Autor: SCOTT, SALLY

Editorial: SM

Año de edición: 1986

Resumen

La princesa Florelise se prepara para recibir a su prometido, el príncipe Armandel. Pero algo pasa esa noche mientras esperan a la princesa en el salón de recepciones donde se da una gran fiesta. Llega Florelise, pálida y muy seria. Con el correr de los días, su salud va empeorando. Nadie se explica que es lo que le ocurre. Un cuervo cuenta a Armandel que la madre de Florelise, que no podía tener hijos, prometió al rey de los Elfos que si conseguía que tuviera una niña se la entregaría en matrimonio.



   Hace poco leía en un blog literario que los libros tienen una corta vida. Se referían a que en cuanto salen novedades los libros anteriores se van quedando olvidados, sobre todo en los medios de promoción de internet como los blogs y las redes sociales.
   Supongo que es cierto y que a menudo unos libros quedan enterrados por otros recién salidos de la imprenta pero es una lástima que eso suceda, sobre todo en algunos casos (por que por mi podía haberse olvidado 50 Sombras de Grey el mismo día que salió publicado, pero mira, ese de momento no hay manera de que acabe en un olvidadero (los amantes de Dentro del laberinto sabéis a que me refiero XDD)). Porque la calidad de un libro no va relacionada con su fecha de publicación.
   Un libro es bueno ya haya sido publicado hace un año, cinco, cincuenta o trescientos. Precisamente los buenos libros, los verdaderamente buenos, deberían ser inmortales, convertirse en clásicos que sobrevivan a sus propios autores y a generaciones y generaciones de lectores. Aportando algo único y especial a los nuevos lectores que entre sus páginas, a pesar de haber sido creadas hace mucho, sigan encontrando inspiración, risas, llantos, compasión, aventuras y sueños extraordinarios.
   Por ello y casualmente (que no fue algo premeditado) hoy vengo con la reseña de un librito publicado hace casi treinta años y del que, la verdad, no había oído hablar en la vida, La princesa de los elfos de Sally Scott.
   Como llegué a saber de este libro publicado por la editorial Sm dentro de su emblemática colección Barco de Vapor es bastante curioso.
   Estaba en facebook admirando una de las últimas obras de una de mis artistas favoritas, Medusa Dollmaker, una maravillosa ilustración del papá de Legolas de El hobbit (que por cierto, la autora vende un montón de cosillas relacionadas con esta ilustración para ayudar a una protectora y aquí podéis pujar por la ilustración original: http://www.ebay.es/itm/THRANDUIL-ORIGINAL-ART-by-Medusa-Dollmaker-CHARITY-AUCTION-SUBASTA-BENEFICA-/201316131039?). La cosa es que una chica comentaba que el personaje le recordaba a este libro que había leído en el cole hace un porrón de años. Y que también le recordaba al Jared de Dentro del laberinto. Así que me picó la curiosidad y busqué por internet a ver qué libro era ese, de que iba y si por casualidad estaba en la biblioteca de mi ciudad. Y resultó que sí!!
   Al final me hice con él y eso que el bibliotecario tuvo que ir al depósito para traérmelo porque parece que cuando pasa algún tiempo, si un libro hace mucho que no se pide, lo retiran de la biblioteca para hacer sitio a otros. Así que estos libros más antiguos acaban olvidados en otra sala cerrada.
   Y este ejemplar de La princesa de los elfos debía de llevar allí muchos años olvidadico, porque hacia trece años que nadie se lo llevaba a casa. ¿Os lo imagináis? Es como un orfanato de libros, donde están aquellos libros viejos y que ya nadie recuerda. ¿No es triste? Me da algo de pena tener que devolverlo porque el pobrecito volverá a ese depósito donde nadie lo leerá y sabe Dios cuándo volverá alguien a reclamarlo, si es que eso sucede.
   Al fin y al cabo, el propósito de la existencia de un libro es que se lea y es como si no pudiera cumplir su misión si no está en manos de alguien que lo pueda apreciar.
   Si los libros tienen alma (y no podemos saber si no es así, el escritor vuelca parte de sí mismo en su obra (os lo digo yo que soy escritora) así que tal vez contengan un pedacito de su alma) todos esos libros olvidados deben de estar muy tristes.
   Pero dejemos atrás las tristezas y centrémonos en La princesa de los elfos.

   Este librito (que se lee en nada) es un cuento, que aunque fuera escrito sobre los años ochenta por Sally Scott bien podría haber sido obra de los mismísimos hermanos Grimm, pues posee todos los elementos del verdadero cuento clásico (no penséis en Disney). Tanto en lo que nos cuenta como en el modo en que lo cuenta.
   Con respecto a la historia de este cuento con alma clásica encontramos elementos tan interesantes como:
   La misión del príncipe: Un reto que debe superar valientemente para hacerse merecedor de, en este caso, la princesa. Durante la historia debe demostrar que es digno, que no solo es un príncipe por nacimiento sino que posee nobleza, valentía, inteligencia y bondad de corazón.
   El animal parlante que sirve de guía y protector al héroe: Este es otro elemento muy común en el cuento clásico, y en este caso tenemos un hermoso cuervo que será amigo e imprescindible aliado del príncipe Armandel. Además, este personaje aportará una sorpresa interesante al joven lector (pero no voy a meter spoilers XDD).
   La promesa dada (normalmente a un ser sobrenatural): El caso más conocido de este elemento es el de Rapunzel donde los padres prometieron entregar a su hija a una bruja a cambio de unos rábanos o unas flores (depende de la versión) que se le antojan a la embarazada pero es algo que aparece en bastantes cuentos no tan conocidos y que incluso Andrzej Sapkowski ha empleado en su saga de libros del tan conocido Gerald de Rivia.
   Un personaje promete, sin pensar, entregar algo a cambio de conseguir su mayor deseo, pues realmente no cree que se vaya a cumplir y cuando su deseo se ve satisfecho como la promesa es a largo plazo prefiere no pensar en que sucederá dentro de muchos años, esperando que todo se resuelva por sí solo. Pero esta promesa se acaba volviendo contra él o ella años después y como en este cuento se convierte en el motor de la historia.
   Como sucede en el cuento clásico casi todo el texto es narración, apenas tenemos dialogo pero la lectura es muy fluida y amena.
   Con respecto a las ilustraciones tiene solo unas poquitas y en blanco y negro, obra de la misma autora. No están mal y se ve que en su momento llevaron mucho trabajo pero, resultan algo trasnochadas.
   En mi opinión, La princesa de los elfos sería un libro estupendo para recuperar del olvido (o sacarlo del olvidadero donde el pobre esta desde hace tiempo). Con una nueva edición de tapa dura, en formato grande y con bonitas ilustraciones a color sería un libro que llamaría mucho la atención y que volviera a tener buenas ventas por que parece que en su momento este librito se debió de vender bastante bien (el ejemplar que tengo es una tercera edición y en aquellos años las editoriales hacían tiradas más grandes a las actuales).
   En resumen: Es un librito muy adecuado para los peques, un cuento con final feliz que cualquier niño de cualquier época podrá disfrutar. Para un adulto lo recomiendo solo para aquellos que les guste el análisis de los cuentos.
   Si tenéis hijos recomiendo que os hagáis con él y aunque ya tenga unos añitos se puede adquirir en la editorial o en Amazon. Y si no, recordad acudir a la biblioteca de vuestra ciudad. Yo vivo en un sitio pequeño y ya veis que aunque en el depósito, sí que lo tenían, así que seguro que también podéis encontrarlo en la de vuestra localidad.
   A lo mejor entre todos aun podemos rescatar algunos libros olvidados inmerecidamente.

Valoración: 3
Escala valoración: del 1 al 5



  • Digg
  • Del.icio.us
  • StumbleUpon
  • Reddit
  • RSS

4 comentarios:

Pluma Insolente dijo...

Hombre, no se yo, ¿no hay ya mucha literatura sobre elfos y mucho más desarrollada? y además, no parece contar nada que no salga en otros mil cuentos, es más ¿Crees que a estas alturas un libro donde un príncipe tiene que hacer no se que cosas para GANARSE la mano de una princesa es algo que nos interesa especialmente que lea un crio? No digo que no lo pueda leer, pero desde luego por su valor educativo en ese sentido no creo que sea por lo que lo recomiendas, ni por su originalidad. El anterior que recomendaste parecia muchisimo más interesante en ambos sentidos. Un saludo (DT)

María Parra dijo...

Con Ada Goth esta claro que no se puede comparar!! XDDD Y para adulto, ya te digo, solo lo recomiendo para las personas que les gusta leer cuentos clasicos originales, es mas para crios.
En lo de educativo, es verdad que no representa canones muy actuales pero en este caso la mision del principe esta bien por que la historia es que los reyes de dos paises programan la boda, él aunque no de pie con bola ya tiene que casarse con la princesa. Pero por una serie de circunstancias decide que realmente quiere a la mujer a la que la han prometido y quiere ayudarla y aun despues de salvarla decide que solo se casara con ella si esta lo quiere. Vale que como adulta yo tambien hubiera puesto otro final (me hubiera quedado con el malo XDD) pero los niños de ahora en realidad leer pocos cuentos tradicionales, de los de verdad, no tipo merengue Disney y son interesantes.

Raquel Campos dijo...

Me lo apunto a ver si lo busco en la biblioteca. En mi blog infantil he leído hace poco unos cuentos preciosos, te dejo el enlace por si te apetece leer la reseña.
http://lamagiadeserlector.blogspot.com.es/2015/03/resena-la-magia-mas-poderosa-de-carlo.html
Me gustaría enlazarte a ese blog, lo hablamos por face??

Besos!!

María Parra dijo...

No tenia ni idea de que tenias un blog y menos infantil!! Ahora ando urgando en el y me encantaaaaaa!!! Ya me he hecho seguidora y a ver si hago ahora lo de enlazar mi blog con el tuyo y con el de Pluma insolente que nunca he hecho eso XDD Luego te escribo por el face y te comento mas cosas!!

Publicar un comentario