RSS

Buscando a Audrey





Datos del libro
Autor/a
Editorial
Idioma
Español

Colección
Páginas
288
Tamaño
213 x 135 mm. 360 g.
ISBN
9788496886513

Primera edición
2016
Categoría
Tags

Sinopsis editorial

•De la autora superventas Sophie Kinsella. • «Es divertida, amena y tierna, pero también explora temas profundos con madurez y responsabilidad.» The Guardian • «Una brillante tragicomedia que explora con delicadeza la enfermedad mental, los duraderos efectos del acoso escolar y la capacidad de los amigos y de una familia cariñosa para ayudar al enfermo en el proceso de recuperación.» Kirkus Reviews La nueva novela de Sophie Kinsella, autora de la serie Loca por las compras. Una novela fresca, emotiva y extraordinaria sobre una chica valiente que lucha por superar un trastorno de ansiedad. A veces el mero hecho de salir de casa puede representar un enorme desafío.
Desde que sufrió un terrible episodio de acoso en la escuela, Audrey, de catorce años, se niega a dar un paso fuera de su hogar o a relacionarse con nadie que no sea de su familia. Las gafas oscuras y la capucha de la sudadera se han convertido en sus mejores aliadas. Hasta que conoce a Linus, un compañero de videojuegos de su hermano mayor. Y experimenta una fuerte conexión que despierta en Audrey el intenso deseo de salir de su caparazón.
Un largo viaje acaba de empezar. Por suerte para ella, Audrey no tendrá que emprenderlo en solitario. Cuenta con la inteligencia de su psicoterapeuta, con el cariño de su familia, con el ingenio y el humor de Linus. Pero, por encima de todo, cuenta consigo misma. «Una brillante tragicomedia que explora con delicadeza la enfermedad mental, los duraderos efectos del acoso escolar y la capacidad de los amigos y de una familia cariñosa para ayudar al enfermo en el proceso de recuperación.» Kirkus Reviews «Es divertida, es amena, es bonita, pero también explora temas profundos con madurez y responsabilidad.» The Guardian «Diálogos brillantes, personajes cuidadosamente desarrollados, relaciones paterno filiales todo ello aunado demuestra la habilidad de la autora para crear una historia irresistible.» School Library Journal

   Aquí estoy con otro libro proporcionado por Boolino (como siempre, ¡¡Muchas gracias!!). 

   Escogí Buscando a Audrey entre las obras que Boolino me proponía porque me llamó la atención, no el tema, sino el enfoque del mismo. 

  La novela trata sobre el acoso escolar, un problema cada vez más grave en casi todo el mundo pero al leer que se trataba con humor, me pregunté ¿Cómo un escritor puede hablar del acoso en esos términos? No me pareció precisamente fácil y sin duda no lo es, pues es algo muy serio.

   Y humor tiene, me reí sobre todo al principio pero he de reconocer que según avanzaba la lectura, menos risas se me escapaban, e incluso, en algunos momentos me exasperaba alguno de los personajes.

   La historia está contada en primera persona por la propia Audrey, con un desenfado y ocurrencias que son las que te hacen reír. Aunque su hermano Frank también es tremendo XDD
   Al comienzo del libro nos situamos cuando ya ha pasado el episodio de acoso escolar. Audrey se encuentra en casa, prácticamente enclaustrada pues la da pánico relacionarse con gente del exterior, solo sale para visitar a su psicóloga. 

   De modo que la historia se desarrolla en un entorno muy pequeño, esa casa, con su loca familia (y vaya si están locos!! Sobre todo su madre!!!). Y dos o tres personajes del exterior. Uno de ellos Linus, un amigo de Frank que será muy importante para la recuperación de Audrey. (Es curioso, y no sé si será una mera casualidad o la autora lo hizo a posta, que este personaje, que es el que infunde valor y seguridad a la protagonista, lleve el nombre del mejor amigo de Charlie Brown, el dueño de Snoopy. Un personaje que sufría de inseguridad crónica y necesitaba siempre llevar consigo una mantita. Aunque por otra parte, hay que reconocer que en algunos momentos  la dichosa mantita podía ser muy útil. Igual se trasformaba en un paracaídas que en un látigo XDD) Escribir una obra en un escenario tan pequeño es difícil y más lograr que la lectura sea amena, lo cual la autora consigue.

   Por otra parte, según empiezas a leer ves que la autora a través de Audrey no te explica exactamente qué es lo que sucedió, nos va descubriendo que la niña, tras el episodio tuvo que pasar más de un mes en un hospital mental, y en el momento de la historia está con tratamiento médico, sesiones de terapia y va a cambiar de colegio (aunque las niñas que la acosaron fueron expulsadas).

   No sé a otros lectores, pero a mí me fue entrando una curiosidad horrible según leía por averiguar exactamente que había llevado a una jovencita de 14 años a tener una depresión, tener que estar hospitalizada, tener que medicarse y acabar con semejante fobia al contacto humano.

   Yo me pensaba que tenía que ser algo gordísimo pero a lo largo de la lectura ves detalles, cosas aquí y allá que dan a entender que no llegó a ser una agresión física, vejaciones o cosas así, sino el típico acoso de decirte tonterías en clase, criticar tu ropa, que lleves gafas, tu pelo o cosas así. 

   Y aunque pueda sonar insensible, me asombró lo blandita que es la protagonista!!! Yo comprendería semejante reacción y enfermedad por una agresión, abusos, violación pero por que una niña pija y sus acolitas te diga cuatro bobadas y te manden mensajillos, pues no!

   Y lo digo desde la perspectiva de una persona que sufrió acoso en el cole, como muchos otros niños y niñas, solo que en mi época no lo llamábamos acoso y mucho menos bulling (que queda muy guay eso de usar una palabra inglesa, como si fuera algo nuevo, cuando toda la vida unos críos se han metido con otros. Aunque si es verdad que ahora las cosas están llegando a cotas peligrosas), simplemente lo llamábamos, que se metían con nosotros. 

   En mi caso eran un grupo de chicos, los típicos gallitos que te decían bobadas por que eras diferente y a ellos no les daba la cabeza para más. Pero por supuesto, jamás tuve pensamientos tóxicos como la pobre Audrey que cuando la da un ataque se pregunta que para que esta viva y cosas así. Yo pensaba que eran una panda de gilipollas y listo XDD
Y no me quedé traumatizada, ni nada. ¿Y por qué?

Creo que por que tuve lo que no tuvo la protagonista de este libro, una familia que te da una solida educación, te enseña que no debes de ser dependiente de nadie, ser tu misma, digan lo que digan los demás y pasar del mundo!! Y sobre todo, estar ahí para escucharte y enseñarte a tener perspectiva, para que no te ahogues en un vaso de agua como a veces le pasa a Audrey y seguro que les sucede a muchos otros niños, en la actualidad.

   Y lo siento, se que resultará políticamente incorrecto,  pero no creo que un niño pueda tener eso con unos padre que trabajan 10 horas al día y a los cuales no ves más que en el desayuno y la cena. Y no quiero decir que necesariamente mamá tenga que estar en casita todo el día pero hace falta que alguien, el que sea, padre, madre, abuelo, como si es un primo hermano, quien sea (y no incluyo a la pobre sirvienta que tiene que hacer también de niñera, aunque no se le proporcione la autoridad para poder educar) pero alguien tiene que estar en casa para lo que los niños necesiten, no vale que los vigiles desde el móvil o pongas controles a su ordenador o tele, hay que estar presente y tomarte interés para conocer y formar a tu hijo, para ayudarle en cómo enfrentarse a la vida con positividad.

   La obra hace un gran retrato de la familia de Audrey, una familia de clase media, con unos padres jóvenes y con buenos trabajos. Dos hijos adolescentes y un hijo pequeño de cuatro años.

   Según lees y lees vas conociéndoles más y yo personalmente acabé cogiendo bastante asco a la madre XDD No es que sea mala persona y ella se esfuerza en ser una buena madre, pero tal vez ese sea el problema, que se esfuerza demasiado. Pero a veces parece una histérica o bipolar XDD

Con Audrey se porta muy bien (en algunos momentos demasiado protectora) pero con su hijo mayor, bueno, parece una chiflada XDDD

   Sin embargo, creo que la autora retrata muy bien a la familia media, esa familia en que los padres trabajan mucho (ya sea por necesidad económica o por realizarse como personas) con lo que están poco tiempo en casa y con sus hijos, de modo que esos niños se crían más en el colegio que otra cosa, rodeados de otros críos entre los cuales siempre hay algunos indeseables.

   A pesar de que los tiempo cada vez son más peligrosos, los chicos son más listos (sobre todo para lo malo) parece que son mucho más vulnerables de lo que éramos nosotros cuando éramos críos. Todo les afecta más, cuando nosotros pasábamos de todo!!! Lo cual hace que sufran depresiones y cosas peores.

   De verdad, que con algunos pensamientos negativos de Audrey me he quedado alucinada, su culpabilidad por todo, incluido por que su madre haya dejado de trabajar para poder estar con ella mientras se recupera.

   Volviendo al texto, la lectura se hace amena (aunque a veces quisiera ahogar a la madre XDD) y hay partes que se presentan como un guion (la psicóloga de Audrey la encarga grabar a su familia y tenemos la transcripción de cada video) y para mí son las partes más divertidas.

   Mi personaje preferido no es Audrey y mucho menos su madre XDD, sino Frank, el hermano mayor. Un jovencito de 15 años, realmente inteligente, ingenioso, agudo y que da cien mil vueltas a sus padres y que sufre las locuras de su madre XDD

  Con este personaje, vemos esa situación que a veces se da en una familia. Un hijo mucho más maduro o ingeniosos que sus padres y como estos no saben cómo manejarle por que no quieren reconocer que no saben tanto como él, en el tema que se trate.

   En resumen: Es un libro interesante para los adolescentes y que trata de las posibles consecuencias del acoso escolar y la autosuperación, pues Audrey consigue recuperarse del todo pero sobre todo creo que es un libro que ayudaría a los padres. Un libro que te puede servir de alerta, para evitar que un hijo tuyo llegue a pasar por algo así. Un libro del que puedes extraer que los niños necesitan del apoyo de su entorno familiar sereno y positivo, no basta con darles de comer, vestirles, llevarles a un buen colegio y ayudarles con los deberes. Más importante que eso es enseñarles que en el mundo se encontraran con dificultades (con muchos y muchas gilipollas XDD) y deben afrontarlas con serenidad, aplomo y confianza. Los colegios e institutos están llenos de Dracos Malfois pero uno debe enseñar a su hijo/a a ser Harry Potter XDDD
Valoración: 3
Escala valoración: del 1 al 5

  • Digg
  • Del.icio.us
  • StumbleUpon
  • Reddit
  • RSS

2 comentarios:

Allteriel A través del espejo dijo...

Necesito éste libro. Ya no por su temática, que también, sino por lo bien que lo has descrito. Seguramente caiga más pronto que tarde ^^

María Parra dijo...

Gracias, guapa!!!

Publicar un comentario